Fronteras

4 julio 2013 0 Comments Category: Temas

fronteras  ” EL MAPA NO ES EL TERRITORIO” es un aforismo muy  empleado  en  PNL que puede sernos muy útil para empezar a viajar saltándonos fronteras.

Cada uno traza su mapa según percibe e interpreta los datos recibidos.

Cada quien se brujulea hacia su Norte particular y todos nos sentimos perdidos alguna vez cuando la aguja imantada que señala al Norte parece volverse loca.

Pero creo que eso es bueno. Perdernos nos obliga a pararnos y nos da la oportunidad de replantearnos viejas preguntas a la búsqueda de nuevas respuestas que despejen el camino.

Como humanidad global, creo que estamos todos un poco desorientados.

Viejos paradigmas están cambiando y nosotros con ellos. En este siglo XXI la energía en su multiplicidad de formas ha tomado el relevo a antiguas concepciones más fragmentadas.

Ya se ha postulado y demostrado que formamos parte de un Todo absolutamente interconectado, que somos una unidad cuerpo/mente/espíritu en continuo cambio y evolución dentro de universos siempre cambiantes.

La Razón cómo base para la concepción del mundo empieza a perder hegemonía. Paralelamente la emoción, que etimológicamente significa moverse hacia, empieza a escalar posiciones.

Estamos dándonos cuenta que no somos solo seres racionales sino que también sentimos y que son estos sentimientos y emociones los que configuran nuestro mapa personal.

A cada emoción en el plano físico, le sigue una molécula que configura rutas en nuestros mapas neuronales con los cuales nos brujuleamos, creando nuestra realidad particular.

Para empezar a abolir fronteras, creo que debemos empezar a cambiar el punto de enfoque, pasarlo de la cabeza al corazón, de lo explorado a lo inexplorado, de lo dicho a lo no dicho, de los otros a nosotros y de la teoría a la experiencia.

En momentos de tanta información y teorías que nos desbordan, a me sirve como criterio selectivo aquello de que “lo efectivo es la medida de lo verdadero”.

Me gusta encontrarme con el silencio de un corazón que me habla, desconectando por un rato de la mente que me controla.

Me gusta lo que me dice porque siempre me lleva a sentir un paso más allá de lo que la mente me decía.

Si no opongo resistencia, me lleva a desaprender parte de lo aprendido que ya no me sirve y se crea un vacío fluido de enorme potencial de autodescubrimiento y unidad con ese TODO.

Se amplia el mapa junto con el territorio y la aguja imantada obedece a este campo electromagnético del que formamos parte, señalando un Norte mejor definido, en medio de este viaje común, que podemos experimentar mucho más interesante y creativo de lo que nos habían contado.

Ánimo! Os lo recomiendo a todos.

 

 

 

 

Tags: ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.