penjorCada seis meses, se celebra en Bali la festividad de Galungan, para recibir a los espíritus de sus ancestros y celebrar la victoria del bien sobre el mal.

 

 

En la religión de Bali, básicamente hinduista, se practica un “hinduismo balines” , con un profundo sentido animista que permanece aún intacto hoy en día.

Cada 210 días, según su calendario solar/lunar, se celebra un “nuevo año nuevo” con la festividad de Galungan, para festejar la victoria del Bien (Dharma) sobre el Mal (Adharma), del Orden sobre el Desorden, de los Dioses Protectores sobre los Espíritus Malignos.

Los balineses primitivos hicieron de su isla un mundo mágico poblado de Dioses, humanos y demonios, donde cada uno ocupaba un nivel según su rango, mundo que aún perdura y se respeta.

Obedeciendo a su geografía, en las cimas de los volcanes habitaban los espíritus deificados de sus ancestros, los humanos en la tierra situada entre las montañas y el mar y más allá de este habitaban los espíritus del inframundo.

La vida de los balineses, según estos principios, esta gobernada por una serie de creencias que regulan todos los actos de su vida, con el fin de permanecer en armonía con las fuerzas de la naturaleza.

La presencia constante de estos espíritus ambivalentes, hace a los balineses muy conscientes de las fuerzas entre las que habitan, lo que se refleja en unos rituales diarios llenos de ofrendas y gratitud, por todo lo que les dan los Dioses a través de la agricultura y otros dones.

Este sentido de gratitud que tan arraigado tienen los balineses, se refleja por ejemplo, en que no existe un palabra para definir al artista, ya que de serlo, no está más que cumpliendo con su obligación de mostrarles su agradecimiento.

Y Galungan es la festividad en la que todo ello se celebra.

Los templos, las casas y las calles se engalanan para recibir a los espíritus de los ancestros, que vienen a visitarles, celebrando la victoria del Bien sobre el Mal.

Todo se limpia y se lava, se tira lo viejo y se estrena algo nuevo.

Las familias se reúnen, aunque tengan que viajar muchos km.para encontrarse. Juntos comparten ofrendas en el templo y el hogar

Es una festividad para agradecer todo lo bueno que los Dioses les otorgan, las cosechas , la salud y las relaciones.

Y en Galungan no solo se lavan las casa sino también los sentimientos.

No olvidan la importancia del perdón y la amabilidad hacia los demás y hacia uno mismo para poder seguir disfrutando de prosperidad en esta vida.

Galungan es pues también la oportunidad ofrecida por los Dioses para dar o recibir el perdón hacia las ofensas o enfados que hayan cometido o recibido entre amigos o familiares y así poder seguir disfrutando de los dones que  les serán otorgados si encuentran armonía en su entorno y en su corazón.

Esta festividad culmina 10 días después con el Kuningan, cuando los espíritus parten de nuevo hacia sus moradas.

Tuve la suerte de celebrar un Galungan con familias Balinesas.

En el corazón se me quedaron muchos sentimientos compartidos, todos auténticos y en la mente la idea de que deberíamos empezar a plantearnos por aquí imitarles instaurando un día del perdón, aunque fuera a nivel particular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags: , ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.