“Here comes the sun”  o como una emoción compartida   cambia el ritmo vital en una oficina del paro.

A través de  este video  en  You Tube nos llega hoy esta  noticia emocional  que nos muestra como  los pocos minutos que dura una canción bastan para cambiar la energía que se respira una mañana cualquiera en cualquier oficina del paro.

Caras tristes y aburridas, probablemente reflejo de  la desesperanza  que domina sus pensamientos, cada persona aislada en lo que podría ser su tragedia personal a la hora de buscar un trabajo que no encuentran o avanzando el regreso  a un hogar donde hay  más preguntas que respuestas, este es el ambiente que se respira, pero  mágicamente empieza a sonar la música y con ella cada ocupante de la oficina sale de su abstracción y empieza a sentir, traspasando el pensar que le ocupaba minutos antes,  una emoción que  le envuelve   y que  expandiéndose  como lo hacen  las ondas en un estanque tras lanzar una piedra, lo mueve  a levantarse y  sonreír, con una nueva conciencia más luminosa y alegre.

Lo vemos en sus caras mutando hacia la sonrisa, en un lenguaje corporal que adopta una gestualidad dinámica y en un aplauso de gratitud compartido.

Por unos instantes y gracias a unos músicos que desafían el orden establecido en el ritmo burocrático  de una oficina gubernamental, todos, trabajadores y clientes,  han experimentado  una emoción dinámica que se ha reflejado en su cuerpo y en su sentir y que probablemente habrá ayudado a que salgan de allí con un horizonte menos estrecho o el alma más aligerada, pese a que afuera parezca que nada haya podido cambiar, aun….

Tags: , , ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.