CatauraAfortunadamente la calle no calla y a veces nos lo dice con música.

Esto es lo que sucedió hace un tiempo en un vertedero de Cateura, Paraguay, donde un ambientalista, también músico, que llegó para trabajar allí, logro con su esfuerzo e imaginación, contagiar a los niños su amor por la música y la esperanza de un mundo más rico y armónico.

Reciclando basura, lograron crear una orquesta filarmónica con violines, chelos, contrabajos, flautas e interpretar a los grandes clásicos. Hoy han salido de su país y del estrecho horizonte del vertedero, despertando admiración y optando a premios internacionales.

Os dejamos un video con un pequeño fragmento de su historia y unas palabras que no tienen desperdicio, las de una niña que nos cuenta como siente mariposas en el estómago cuando toca y las de un compañero que nos recomienda no desechar tanta basura ni a ninguna persona.

http://vimeo.com/52711779

Tags: ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.