La sonrisa y mucho más

7 febrero 2013 0 Comments Category: Temas

sonrisa focaProbablemente y de entrada esta imagen nos hará sonreir.

Como respuesta instintiva a un estímulo amable nuestros mùsculos alrededor de la boca se ensancharán hacia arriba junto con los músculos periorbitales que se “arrugarán” en torno a los ojos, al mismo tiempo que nuestro cerebro provocará una descarga de endorfinas que aumentará nuestra sensación de placer y disminuirá nuestro stress como reacción a estos cambios en nuestra mímica facial.

Habremos sonreido y desencadenado con ello una serie de reacciones fisológicas beneficiosas, en cuestión de segundos y sin ser apenas conscientes, pero no por ello dejaremos de  disfrutar de sus consecuencias

La sonrisa,  ligada a la alegría, que es una de las emociónes básicas que nos conforman, es tambien una herramienta comunicativa universal que compartimos más allá de diferencias culturales o geográficas y desde antes de nacer pues en la vida prenatal  la sonrisa ya forma parte de una serie de gestos presentes en nuestro código genético y los bebes invidentes sonrien desde un principio aunque no hayan visto sonreir a nadie.

La sonrisa genuina, conocida como sonrisa de Duchenne, diferenciandose de la sonrisa social o fingida, es la respuesta involuntaria a una emoción genuina por un estímulo positivo y comparte las 4 funciones sociales de las emociónes :

– Comunican sentimientos íntimos y subjetivos.

– Regulan la manera en que  los otros responden al individuo.

– Facilitan la interacción social cuando son positivas

– Facilitan las sentencias prosociales.

Como emoción fundamental tiene tambien una expresión facial única, un patrón de descarga y unas consecuencias conductuales únicas.

Hasta aquí hemos visto todos los efectos positivos básicos de la sonrisa, sin deternernos en otros aspectos tanto o más positivos como lo fácil que se contagia, que es gratuita y espontánea y forma parte tanto del ciclo del sueño como el de la vigilia, o sea que está potencialmente disponible las 24h. del dia, todos los dias del año.

Pero lo mejor es que como el cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario y desencadena los mismos procesos fisiológicos tanto si haces algo como si lo imaginas, el mero hecho de sonreir, espontánea o voluntariamente, siempre que generemos una sonrisa genuina, nos permite crear como si fueran reales experiencias que no figuraban allí antes.

Si cada día nos acostumbramos a sonreir, aún sin motivo o a quien no nos guste, obligaremos al cerebro a adaptarse a la experiencia emocional propia de la  mímica facial de la sonrisa y gradualmente, gracias a su capacidad de neuroplasticidad, crear, a través de la sonrisa nuevas rutas neuronales hacia un mayor bienestar y equilíbrio emocional.

 

Tags: , , , , , , ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.