Dialogo 1A través de preguntas estratégicas focalizadas sobre la interacción entre la persona y su realidad problemática, sus soluciones intentadas y las percepciones subjetivas que alimentan su problema, hemos realizado ya una 1ª intervención terapéutica hacia el cambio, provocando en la persona nuevas modalidades de sentir y reaccionar ante su propia realidad.

Una herramienta imprescindible en este diálogo terapéutico para ir asentando estos cambios es la Paráfrasis, que consiste, en que cada dos o tres preguntas estratégicas, acordaremos con el cliente que vamos en la dirección correcta, mediante una pregunta de este tipo o similar : «Si he comprendido bien, Ud. me esta diciendo que…..»

Con ello, utilizamos las respuestas que el cliente nos da para formular una redefinición del problema que verifique por una parte nuestra correcta comprensión del mismo y por otra induzca al cliente a sentirse protagonista en un proceso conjunto de descubrimiento de como funciona su problema y cuales son las soluciones intentadas que lo mantienen, creándose un clima de colaboración y síntonia que minimiza las resistencias.

El coach debe saber que si hace la pregunta correcta, obtendrá la respuesta adecuada y valorar constatemente si las preguntas lo acercan a su objetivo o por el contrario lo alejan, en cuyo caso tendrá que redefinir su estrategia, ya que ésta ha de ser como un traje hecho a medida en relación a la lógica del cliente y a cómo la expresa.

También el parafrasear cada dos o tres preguntas  ayuda a disgregar la información obtenida en pequeños bloques más fáciles de gestionar estratégicamente por el coach.

Mediante la paráfrasis tenemos que demostrarle al cliente que lo que está viviendo tiene un sentido, aunque nosotros no lo entendamos y por ello y en este caso frases como: «Expliquese mejor…» quedan totalmente prohibidas porque implican ya una descalificación hacia su sistema lógico/perceptivo y otra directa a nuestra capacidad de comprensión y sintonía.

En un diálogo estratégico el cliente tiene que sentirse siempre parte  de un movimiento acordado entre él y el coach que lo lleva hacia el cambio en la percepción de su problema  a través de conocer su funcionamiento y por ésta a su primera experiencia emocional correctiva.

En este proceso del diálogo estratégico, en el que preguntaremos en lugar de afirmar, evocaremos en lugar de explicar y pondremos el acento en sentir versus pensar, la paráfrasis que confirma  pero no  sentencia, conducirá a la persona a hacer suyos los acuerdos implícitos en la paráfrasis que se le propone, activando una especie de proceso de autopersuasión hacia el cambio.

Por: Mercedes Fournier

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.