Dialogo 1

Por Mercedes Fournier.

En cualquier comunicación, el “primer” diálogo nacerá siempre en los instantes de silencio previos al lenguaje hablado, donde,  a traves del lenguaje no verbal y paraverbal, coach y cliente, captarán simultáneamente una serie de señales que de manera casi inmediata crearán una 1ª “radiografía” del interlocutor.

Personalmente y al margen de lo aprendido en el centro de Terapia Estratégica, me gusta entrar en un estado de “Mindfulness” entendido éste como el uso de la Atención Plena, antes de un diálogo estratégico, con el convencimiento que desde el corazón obtendré un criterio más generoso que si lo hago solo desde la mente racional y por ello me gustó mucho poder escuchar al Dr. Jeffrey Zeig, director de la Milton Erickson Foundation, cuando en el Workshop ” La relazione di aiuto e Counseling Strategico”, nos comentó que ” Mindfulness entre dos personas es la base del estado de hipnósis, donde el “amor” de uno se refleja en el otro”.

Para crear pues un clima de sintonía estratégica que acompañe a la persona hacia la modalidad del cambio deseado, minimizando las resistencias naturales a ello, lo 1º que tenemos que hacer y que ha de ser una cualidad imprescindible en el Problem Solver es utilizar nuestra capacidad de observación para desentrañar el lenguaje no verbal y paraverbal del cliente y según lo interpretemos usar nuestras técnicas de seducción para hacer que se sienta cómodo, pero sin confundir una comunicación amable con la efectividad en lograr una primera experiencia emocional correctiva.

Para establecer una comunicación eficaz debemos contemplar que en ella, el lenguaje corporal supone un 55%, las palabras un 7% y  el modo de expresarlas un 38%.

En la información de la comunicación paraverbal, vista, oido, voz, olor y contacto se suceden por este orden.

A la hora de establecer una circularidad comunicativa, usaremos el contacto ocular, la sonrisa, la mímica facial, la prosémica y las pausas ( Nardone)

Una rigidez corporal creará alarma, por lo que tendremos que vigilar que nuestra postura no sea rígida pero tampoco informal, usaremos la mirada para establecer un contacto directo y abierto pero no inquisitivo, usándola también para reforzar las prescripciones y en un discurso persuasivo, seguiremos una métrica y una asonancia, enmarcando las prescripciones entre pausas y dejando que sea también la voz la que guie nuestros movimientos.

 

Tags: , , , , , , , ,

Please be polite. We appreciate that. Your e-mail address will not be published and required fields are marked.