Hoy presentamos otro caso de éxito en la aplicación de las técnicas de Problem Solving, en el que podemos ver claramente cómo la solución intentada que antaño funcionara, puede ser hoy precisamente la que produzca un efecto contrario.

Analizado el problema, es a través de la “Técnica del escalador” cómo el escritor supera su bloqueo creativo y consigue terminar con éxito su novela.

Imagen PunsetHoy os presentamos la entrevista con Giorgio Nardone que Eduardo Punset ofreció en su programa “Redes”
Versa sobre el miedo, ese fantasma basado en una percepción alterada de la propia realidad y que como todo fantasma se desvanece al mirarlo de frente.
Juntos desgranan un enfoque paradójico a la vez que estratégico que minimiza la resistencia al cambio deseado.

libro nardone

SI HAY UN PROBLEMA TAMBIÉN HAY UNA SOLUCIÓN.

El Problem Solving Estrátegico es un modelo de formulación original del Centro de Terapia Estratégica de Arezzo, basado en una lógica estratégica que adapta la solución a las características del problema, con un uso constante de estratagemas de lógica no ordinaria, tanto en la planificación cómo en la intervención directa de la situaciones que hay que cambiar, a través de un recorrido lógico, creativo y fraccionado

Hoy os presentamos un video de Suzanne Powell, sobre cómo “resetear” las creencias limitantes que nos condicionan para empezar a enfocarnos en lo que realmente somos y poder empezar a sentirlo y sentirnos así, cómo  potencial y no cómo carencia.

Esperamos que os guste y os ayude a traspasar la línea de lo aprendido y limitante hacia lo posible y creativo, de acuerdo con el sentido espiritual al que todos pertenecemos, lo sepamos o no.

 

tenis

Presentamos hoy un caso resuelto por Giorgio Nardone según la metodología del Problem Solving, tal como aparece descrito en su libro “Problem Solving estratégico” G. Nardone Ed. Herder.

 

Giorgio Nardone fue requerido para ayudar a un joven tenista de fama internacional, que tras una carrera de éxitos consecutivos, había empezado a sufrir una serie de derrotas y un bloqueo perfectamente observable en el campo de juego.
El tenista estaba en la cima del ranking mundial a pesar de no haber cumplido aun los veinte años.
Al margen de su rendimiento excepcional, su juego intuitivo, quizás poco técnico, pero muy personal y que desconcertaba al adversario, le había procurado momentos de gloria y también algún que otro fracaso estrepitoso.
Para ayudarle a mejorar su estilo y rendimiento, fue trasladado, como nueva estrella, a la sede de la Federación nacional de tenis, en Roma y fue precisamente en ese periodo cuando comenzaron sus problemas.
Los entrenadores tenían un criterio rígido según los esquemas técnicos del tenis tradicional y empezaron a someterlo a duras sesiones de entrenamiento para enseñarle las técnicas formales que el no empleaba en su juego, mucho más intuitivo.
Federico, el joven tenista, empezó a aburrirse en estos entrenamientos contrarios a su técnica personal. Argüía que si bien hasta entonces se había divertido y emocionado con el tenis, ahora, bajo la tutela de sus profesores de la federación, aquello comenzaba a convertirse en un trabajo tedioso más que en un juego emocionante.
Federico perdió su entusiasmo y también su técnica intuitiva por los entrenamientos que lo forzaban en dirección opuesta a su juego natural.
Se encontró entonces en una nueva situación en la que ni podía seguir sus inclinaciones naturales,ni tampoco podía encajar los nuevos esquemas a los que estaba siendo sometido.
La Federación, con su mejor intención, había producido los peores efectos en él y se nos presentaba un doble problema: Por una parte desbloquear su talento personal y por la otra desactivar los intentos fallidos de la Federación en la mejora de su rendimiento.
Cuando empezamos a aplicar la metodología del Problem Solving, vimos que para Federico, la técnica del “como empeorar” estaba representada por la nueva técnica inflexible de sus entrenamientos que bloqueaba su estilo de juego, y por otra parte, tampoco podía negarse a seguir las indicaciones de sus entrenadores.
La solución al problema no parecía fácil, máxime, cuando no era la Federación quien solicitaba mi intervención, sino su anterior entrenador, con el que Federico había entrenado y despegado profesionalmente.
Este entrenador a su vez, no mantenía buenas relaciones con sus colegas de la Federación, por lo que cualquier sugerencia suya no seria aceptada, como tampoco las mías, puesto que no había llamado por ellos.
Resumiendo la situación, el propio Federico, era el único recurso del que disponíamos.
Al analizar sus situaciones intentadas, vimos claramente, que había aceptado sin protestar los duros entrenamientos según las indicaciones que le daban, pero en su interior albergaba un serio resentimiento.
Se veía que su actitud contrastaba con sus emociones: Por una parte su gran voluntad para colaborar, pero por otra la incapacidad de llegar hasta el fondo.
El análisis de esta situación me llevo a un intento de solución que podría salvar la situación sin que las relaciones resultaran comprometidas.
Sugerí a Federico, que en vez de esforzarse al máximo en reproducir obedientemente todos los movimientos técnicos y esquemas tradicionales que le enseñaban, tenia por el contrario que empezar a demostrar que era incapaz de aprenderlos.
Aunque sorprendido por estas indicaciones, ya que tenia interiorizada desde su infancia la idea de que tenia que esforzarse al máximo cuando aprendía, Federico comprendió que era un procedimiento para modificar la rigidez de sus responsables técnicos.
Empezó pues a convertirse en la peor pesadilla de sus profesores, pasando de ser un alumno diligente a uno insoportable, pero paradójicamente, empezó a ganar de nuevo, aunque jugando a su manera.
En las siguientes entrevistas, Federico comentó como le encantaba “burlarse” de los técnicos y la sensación interior de liberación que sentía cuando cometía errores fingiendo que no sabia hacerlo mejor.
Esta situación continuo así por unos meses. A Federico se le dio también la indicación de que debía excusarse continuamente con sus maestros por su bajo rendimiento en seguir sus indicaciones, aunque esto entrara en contradicción con el hecho de que había empezado a ganar nuevamente jugando a su manera.
Curiosamente, aunque esto ya estaba previsto en la estrategia ideada, los responsables técnicos habían empezado a pensar, que dado lo negado que estaba resultando para aprender, era mejor dejarlo a su aire, porque solo así podía dar lo mejor de si mismo.
Resulta evidente como con una aparentemente mínima estratagema, “se activo en la relación disfuncional entre Federico y sus responsables técnicos un mecanismo que invirtió el sentido del circulo viciosos negativo y lo transformo en un proceso virtuoso de cambio”(sic)
Y esto sucedió sin que la otra parte percibiese la estratagema, sino más bien como si hubiese sido un descubrimiento suyo.
El tenista continuo una exitosa carrera, según su talento y no según esquemas prefijados.

 

Aprovecho para recordarte que el 15 y 16 de junio en Ibiza tendremos a al Profesor Giorgio Nardone con nosotros en un “Workshop de Problem Solving y Dialogo Estratégico”  ¡No puedes perdertelo! Mira más información y reserva tu plaza aquí

http://cirugiaemocional.com/blog/workshop-en-ibiza-sobre-problem-solving-y-dialogo-estrategico/

 

manos resistencia

“El coraje de cambiar. Estrategias para el cambio”

El método de Problem Solving Estratégico que os presento tras más de 20 años trabajando e investigando junto a los maestros de Palo Alto y en especial junto a mi maestro Paul Waztlawick, no solo en empresas, pacientes y atletas, sino en contextos mucho más amplios, es un método aparentemente simple, pero que esconde una gran complejidad.